24 mar. 2011

Lo que la Plaza nos reclama

Dejar algún tipo de testimonio un 24 de marzo es un imperativo ético; fecha ante la cual no cabe la indiferencia, plantea un problema adicional: ¿qué más decir, qué de nuevo, de distinto decir a 35 años del inicio del horror ? Ya muchos compañeros y compañeras han escrito muy bien sobre ello, no nos parece posible evitar las repeticiones. ¿Qué decir, pues ?                                                 
Entonces recordé algo escrito en Abril del año pasado, que quiso ser una suerte de elogio de nuestra Plaza de Mayo, esa que nos convoca y nos cobija, entre otras ocasiones, cada 24 de marzo. Y me pareció pertinente y oportuno volver a publicarlo tal cual, aunque por su fecha aún no se había producido la muerte de Néstor Kirchner, que la tuvo por templo, porque refleja, para mi, el espíritu de esa Plaza a la que hoy vuelvo aunque nunca me haya ido.

Lo que la Plaza nos reclama (29/04/2010)

Si hay un lugar en el mundo donde siempre se puede ser argentino, es en su superficie.
Dondequiera se esté, evocarla es  trasplantarse, echar raíces.
Se me ocurre que tiene una secreta vida propia, y más aún, el don de la memoria: ante su mirada atenta, los hechos se convirtieron en el relato que nos funda.
Parturienta de la historia, en su seno se festejó la victoria sobre la rubia albion y se produjo el grito libertario de 1810.  Presenció gestas populares  y golpes de cipayos.
Lugar en donde la masa se hizo pueblo rescatando a quien supo y quiso dignificarlo; donde un balcón se convirtió en el centro del universo y quienes vivaban a su líder aprendieron que allí estaban juntos,  no amontonados.
Conoció de renunciamientos, de bombardeos cobardes, del odio desatado, de la prepotente usurpación del poder popular.  Cuántas veces, cuanta infamia.
Sufrió la más oscura de las noches, la de los asesinos, sedientos de sangre joven, sea de quienes luchaban por un país más justo, sea de los inmolados en el Atlántico Sur en nombre de la eternización en el poder de los perversos.Conoció el día después de la larga noche, las felices pascuas, los pactos ruines. Los pobres empobreciéndose hasta límites insospechados, los ricos enriqueciendo hasta lo obsceno.
En el inicio del nuevo milenio, retorno de las muertes por   viejos motivos: la inequidad extrema que estalla. El helicóptero sube, las persianas de las industrias bajan, los templos del dinero se cercan.
Madre-Plaza, también ella supo, a partir de la ausencia, crear madres y abuelas. Y en el mismo acto, crear hijos y nietos. Que somos todos nosotros: pueblo.
Hijos y nietos de tanto sufrimiento, de tanta postergación, de tanto sueño trunco, por la muerte, por la vida injusta, trunco por la falta de oportunidades y la sobra de necesidades.
Pero nos estamos pariendo. De Moreno y Castelli. De Alem, Yrigoyen. De Perón y Evita. De Scalabrini Ortiz y Jauretche. De Ernesto Che Guevara.  Y de tantos otros que fueron marcando una huella que seguimos. Nos reunimos con Artigas, Bolívar, Tupac Amaru. Nos encontramos con San Martín; Belgrano, Juana Azurduy .Con los pueblos originarios, con los desheredados. Volvemos a ser lo que nunca debimos abandonar: nuestro ser latinoamericano.
Por ellos, por todos ellos, hoy estamos luchando porque la justicia llegue, aunque tarde, pero llegue. Y que alcance a uniformados matadores y a los civiles que los llamaron. Cada uno de ellos supo matar a su manera.
Por eso hoy la lucha es porque ningún pibe tenga hambre, que sus padres tengan trabajo digno, acceso pleno a la salud, la educación, a la cultura, a la igualdad de oportunidades.
Que no se engañen los soberbios y sectarios de discurso dominante, único e iluminado. La tarea del campo popular es hoy la unidad en la diferencia, la fecunda tensión de las ideas, y no el desvitalizado consenso, el  vulgar acuerdo de cúpulas propuesto como paradigma de lo democrático.
La Plaza de los argentinos, nuestra plaza, lo reclama. Nos reclama: igualdad, inclusión, dignidad.
Quien quiera oír, que oiga.

23 comentarios:

Daniela Godoy dijo...

Gracias por recordar este escrito, tan certero, tan hermoso.
Y es verdad, en su superficie, nos estamos pariendo.
Un abrazo

Ricardo dijo...

Un abrazo, amigo Sujeto.

Pablo D dijo...

Grande, Sujeto. Usted le hace honor a los treinta mil. Pensar es hacerles un homenaje. Pensar para establecer el recto sentido de lo que hubo -y, sobre todo, hay, porque no es un debate sobre el pasado, sigue- detrás de todo aquello, para que no se termine la pelea hasta sacar del medio todo lo que huela a proceso, que va mucho más allá de los uniformados.

Moscón dijo...

Che Sujeto:
Llevame con vos a la plaza,que estoy lejos pero cerca,pensando el cónclave universal sin egoísmo,sin egoísmos asesinos.

Unfor dijo...

Excelente, Suje.

Un abrazo.

Sujeto dijo...

Hola Daniela
Muchas Gracias por tus palabras, te mando un cordial saludo

Sujeto dijo...

Amigo Ricardo
Otro abrazo grande para vos en este día tan especial.

Sujeto dijo...

Pablo
Gracias por el elogio,que no es merecido. Hay algo que decís que es el verdadero nudo de la cosa: no estamos hablando "del pasado" como muchos pretenden; hablamos, pensamos, señalamos lo que de ese horror pervive, ya sea en lo concreto de personajes (jueces negadores de habeas corpus y archivadores de causas; curas absolvedores de culpas, empresarios informantes de las patotas, ladrones, apropiadores, torturadores y un larguísimo etc.) como en ciertas actitudes sociales: el desprecio por el pobre, el ensuciamiento permanente de los militantes sociales y de derechos humanos, el estigma delincuencial del sindicalismo, el ejercicio de la antipolítica. De un modo u otro, no puedo dejar de verlas sino como hijas dilectas de la dictadura desaparecedora. Por eso, amigo mío, concuerdo plenamente con vos: nada más presente, nada más actual, nada más urgente.
Te mando un abrazo

Sujeto dijo...

Che Moscón
Un gran gusto y un honor para mí llevarte a La Plaza, y dar el presente. Ahí estaremos, nomás.
Un Gran Abrazo

Sujeto dijo...

Hola Unfor
Me alegro que te haya gustado. Yo no me puedo imaginar Buenos Aires sin la Plaza, es más, no me puedo imaginar la Argentina sin ella.
Abrazo grande

Laura dijo...

Un abrazo, Sujeto.
staremos en la Plaza como siempre, por todo, por todos.

Sujeto dijo...

Como siempre, Laura. Y como corresponde.
Un Abrazo

manuel el coronel dijo...

lo recuerdo suje. Muy bueno.

por algo la quisieron volar en el 55.

Roberto dijo...

Los cipayos jamás podrán tapar la memoria. Sujeto, seguimos oyendo
y recordando.

Un abrazo

Sujeto dijo...

Hola Manuel,
Un gran abrazo

Sujeto dijo...

Roberto:
Es cierto, la de cipayo es una de las condiciones más miserables que se puedan concebir.
Abrazo para vos

Moscón dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Paola dijo...

Allí estuvimos. (La plaza es nuestra).

Javier dijo...

Ante el numero de personas que se movilizan cada año en este día lo que falta es ver como maximizamos estos actos en distintos puntos para evitar esperar tanto para dar tiempo a las disntitas agrupaciones .
Se me ocurria que sería bueno marchar al museo de la memporia de la Esma tambien

Un abrazo

Sujeto dijo...

Hola Paola
Sí, la plaza es nuestra, y de algún modo, también nosotros somos de la plaza. Realmente no puedo explicar por qué, cada vez que la piso, en cualquier ocasión, es una sensación fuerte.
Un Abrazo

Sujeto dijo...

Javier
Y bienvenido el hecho de que cada año se reúna más gente.
Recuerdo cuando comencé a venir los 24 de Marzo, en el 84, no sólo éramos muchos menos, sino que había muy poca gente que no formara parte de alguna columna. Yo, por una decisión personal que tomé por entonces, siempre he ido o bien solo, o bien acompañado de mi mujer ó mi hijo mayor, porque iba no en nombre de una idea política, sino como ser humano, como argentino. Y cada año que fue pasando ví engrosarse el número de gente, tanto de las columnas como de familias que van a rendir su homenaje, y muchos, muchos chicos.
Creo que es cierto lo que vos decís, habrá que buscar alternativas.
Bienvenido sea.
Un Abrazo enorme

Tango D. dijo...

Impresionate texto, Sujeto. Gran blog. Con fuerte adhesión a la lucha que describís, te dejo una invitación a mi blog por si querés visitarlo. Felicitaciones y un abrazo.
www.lagalaxiadelospanes.blogspot.com

Sujeto dijo...

Hola Tango D
Bienvenido al enredadero, con mucho gusto paso a visitar tu blog.
Un Abrazo

Publicar un comentario